En una edición anterior de nuestro blog (http://bit.ly/1caAP7O) ya hemos visto  que  para desarrollar nuestra sensibilidad para atrapar historias debemos contar con un “sombrero de caza”, “una buena trampa”, y una “mochila resistente”.

 

Porque no basta con encontrar una buena historia, convertirse en storyhunter implica de igual manera exhibirla como el gran trofeo que és en sí misma, y darle el uso adecuado, en el momento preciso; solo así la historia encontrada podrá cumplir con  su proposito: bien sea simplemente entretener, o tal vez se trate de un objetivo más alto como puede ser enseñar, o lograr la catarsis en sus oyentes.

 

  1. Dele forma a sus historias: Recuerda que más allá de un simple hecho, una historia es un conjunto de acontecimientos que se comportan de manera rítmica,  si tiene un hecho suceptible de convertirse en historia, identifique el valor que el mismo cuenta al ponerlo en contexto, es decir, en un espacio definido junto a los personajes que le dan vida. Si es un hecho  muy positivo,  opte por ubicarlo en el climax de su historia, y eso le implicará ubicarlo  casi al final de la narración, justo despues del nudo o problema que el hecho en sí “soluciona”. Esto a su vez le implicará poner en contexto el realto, actoconocido como inicio.

 

  1. Ponga su trofeo, al alcance de todos. Tal vez le resulte familiar la imagen de la sala de un cazador, justo arriba de su poltrona,  es usual encontrar exhibida la cabeza de aquel ejemplar que ha logrado capturar.  De igual manera un storyhunter debe poner al alcance de sus oyentes los medios para que sus historias sean conocidas por todos:  Un blog en wordpress, un app como Storehouse, un espacio en la intranet de su compañía, o una invitación a tomar un café, o unas paginas en blanco, aquí lo importante es poner al alcance de los demás su relato, y no simplemente llevar un registro del mismo.

 

  1. Haga uso de su historia.  Imagine que se encuentra cerrando una importante negociación,  sus  interlocutores aun tienen dudas, sus argumentos están basados en las actuales circustancias económicas globales, sin embargo usted sabe que su producto o servicio le traerá satisfacción a su cliente. De repente, usted recuerda que en su colección de historias,  tiene una que precisamente se amolda a la presente situación, en la cual sus personajes tomaron el riesgo a pesar de las circustancias y obtuvieron excelentes resultados.  Tal vez esta historia pueda ser el argumento que usted necesitaba para cerrar finalmente la negociación, todo dependerá también, de la manera y la gracia con que logre contarla.

 

NUNCA SUBESTIME EL PODER DE UN EXCELENTE RELATO,  YA QUE SON LAS HISTORIAS  LOS VEHÍCULOS NATURALES DE LOS ARGUMENTOS Y DE LAS  IDEAS TRANSFORMADORAS.