Teniendo en cuenta que marzo es el mes en el que se conmemora el movimiento de los derechos de las mujeres, quisimos contarles por qué creemos que el storytelling es la herramienta perfecta para trabajar por la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres.

El storytelling rompe estereotipos 

Nos preguntamos muchas veces por el poder que tienen las historias que se cuentan y repiten en la creación de estereotipos basados en el género. Leonardo Aguirre, socio fundador de StoryInc dice sobre esto que la narrativa femenina ha estado rodeada de culpabilidad. “La Biblia la hace suceptible a la tentacíon y la convierte en portadora y multiplicadora de ese pecado que nos ha sacado de ese paraíso y de tantos otros”.

Según él, desde ese momento la mujer fue vista no como igual sino como complemento del hombre, poniéndola en un lugar de inferioridad y subordinación. Y también cree que, a pesar de que esa narrativa lograra permear la historia, las mujeres se han destacado y hecho respetar su espacio en un mundo hecho para que los hombres se sientan más fuertes.

Por otra parte, insiste en que desde hace más de cuatro décadas se ha hablado de igualdad de género y que aún hoy, las mujeres demuestran día a día cómo se enfrentan a la adversidad de ser etiquetadas en sus diferencias. 

 

 

Dice Leo: “Ser una madre soltera hoy ya no es sinónimo de pesar, ni arrepentimiento; más bien es una demostración de firmeza, carácter y entereza de quienes sí deciden afrontar las consecuencias de sus actos, y más de aquellos que se han hecho con amor.

Estos son tiempos en los que la mujer ha tomado un protagonismo económico, político y social que la compromete con el ideal de esa nueva humanidad de la que todos hacemos parte”.

Poder conocer las diversas historias de mujeres podrán ser un faro y guía en medio de tanta convulsión.

 Lea más sobre nuestros nuevos servicios aquí.

El storytelling genera empatía

 

Para Camila Mantilla, strategic & visual storyteller, el storytelling o la posibilidad de que las mujeres cuenten sus verdades, experiencias, deseos y anhelos a través de relatos puede llegar a ser un mecanismo poderoso para ser oídas y reconocidas, generando empatía en los demás.

“Las historias tienen el poder de conectar emocionalmente, hacen que por un momento sintamos lo que otros sintieron, nos ponen en los zapatos de otros. Sigue faltando empatía en el mundo para entender lo que las mujeres necesitamos, las historias son una poderosa arma para lograr esto en un mundo cada vez más egoista”.

Además, cree que aún existen muchas mujeres que no se atreven a compartir o movilizar a través de sus historias por el temor al “qué dirán” y que esto puede cambiar sustancialmente si comenzamos a formar la destreza de conectarse con otros por medio de historias en cada niña, para que sientan valentía de hacerse oír siempre.

 

El storytelling puede “reconstruir” el mundo 

Por su parte, Alma Quiroga, consultora externa, nos recordó una frase del consultor en storytelling Michael Margolis, quien dijo, "las historias que contamos literalmente construyen al mundo. Si quieres cambiar el mundo, necesitas cambiar tus propias historias. Esta verdad aplica tanto a individuos como a organizaciones."

Ella, al igual que Leonardo, cree que las historias acerca de género se encuentran en nuestro subconsciente colectivo: “por más que no nos guste admitirlo, tanto hombres como mujeres han sido influenciados por estas meta historias de género, y desafortunadamente gran parte de éstas limitan el rol de la mujer en la sociedad, restringen y enfrascan”.

Esto es importante para entender qué debemos hacer para cambiar la narrativa,  como primera medida tenemos que ajustar nuestras propias historias, las historias que nos contamos a nosotras mismas, para poder generar cambios positivos en la sociedad.

Alma insiste en que cuando una mujer identifica las narrativas marcan a las mujeres (y que de hecho enmarcan la definición limitada de lo que significa ser mujer), y puede aplicar técnicas de storytelling para empezar a cambiar esas historias de manera intencional, es cuando la mujer se empodera.

 

 

Todos conocemos una historia femenina poderosa que debe ser contada, ¿cuál es su favorita? Compártala con nosotros en Twitter.