“He tenido la bendición de vivir la evolución de la empresa, de ser parte de su historia, de hacer con ella mi familia, junto con Lois, y ver que ese espíritu de familia se extiende por 30 países".
Dean L. Griffith QEPD 

Sabemos que Griffith Foods es un lugar especial para trabajar, pues está lleno de sabor, con una cultura forjada a punta de muchos años de esfuerzo y dedicación de parte de todo el equipo y con los consejos y guías de sus fundadores.

En uno de los apartes del libro que hicimos con los colaboradores, clientes y amigos de la compañía, existe una joya única, de alto valor histórico para la empresa, que guardamos y celebramos cada vez que la vemos, como un triunfo para uno de nuestros clientes más queridos.

Se trata de la entrevista de Dean Griffith.

Dean guió durante sesenta y seis años a esta compañía que sirve a la industria alimentaria con una mezcla única de innovación y experiencia.

Durante su permanencia en la organización, Dean creó un doble legado de crecimiento internacional combinado con el compromiso de "hacer bien haciendo el bien", como se puede ver con la Plataforma de Sostenibilidad, que refuerza la pasión de la familia por servir como vehículo para un bien mayor.

La vida de Dean se ha caracterizó por un deseo constante de experimentar y abrazar las culturas de otros y una generosidad interminable a los necesitados.

Para hablar con él, tuvimos que esperar un año y seis meses, ya que presentaba quebrantos de salud. La reunión con él se aplazaba contínuamente pero nuestra ilusión de conocerlo seguía intacta.

A principios de 2016, cuando por fin nos pudimos reunir, nos dimos cuenta de que él siempre vio a Colombia como una esmeralda. Estaba enamorado del país y lo recordaba con mucha alegría.

Dean, a punta de trabajo, dedicación y sacrificio, logró empoderar a sus equipos locales, incluido el de Colombia, siempre estuvo ahí para respaldarlos, y además, siempre estuvo a la vanguardia de lo que pasaba en el mundo.

 Era una persona curiosa, con ganas de saber más de los negocios, un líder incansable y sobre todo, un hombre enamorado de su esposa. Ella fue su compañera incondicional, en el matrimonio y en las labores de la empresa.

 Cuando llegamos a Estados Unidos para entrevistarlo, nos dimos cuenta del significado emocional y la responsabilidad que teníamos en  nuestras manos, pues entendimos que íbamos a escribir parte del legado de Dean Griffith.

Esta última entrevista es el gran eje del libro, es la esencia.

En ese encuentro, le presentamos las primeras fotografías tomadas por Coque Gamboa para el libro, pero no solo eso, Dean Griffith tuvo en sus manos el primer escrito y alcanzó a ver el primer layout antes de que muriera.

Que en paz descanse.

Hoy en día, Griffith Foods se encuentra generando nuevas propuestas para conquistar más mercados y crecer como marca, no se detienen, quieren que este mundo tenga cómo abastecerse, por tener un mundo sostenible con sabor.

Dean dijo en su última entrevista sobre su hijo Brian: “es diferente a mí. Así debe ser: cada generación es distinta y se ajusta a este mundo que se mueve tan rápido. Ahora todo es más sofisticado y Brian está haciendo un gran trabajo. Él recibe el legado de la familia y con seguridad tendrá nuevas y maravillosas historias que contar”.

Para StoryInc, esta experiencia es algo que recordamos constantemente con otros clientes y al interior de nuestras reuniones, pues pudimos ser coautores de esta historia junto a la gran familia de Griffith, guardando la memoria histórica de la compañía.

Cada vez que pensamos en Dean Griffith, honramos su legado, recordando que impulsaba a todos a su alrededor a que fueran felices, cumpliendo sus propios sueños y que siempre trabajó alrededor de un equipo que trabaja con un propósito, con metas cada vez más grandes y poderosas.

Gracias Dean y gracias Griffith Foods, su historia marcó nuestra compañía para siempre.